• Global Lens

La Gobernanza y la paradiplomacia: caso Monterrey


Dra. Xóchitl A. Arango Morales*


*Esto es un articulo de opinión y no representa la opinión de la revista Global Lens y el Tecnológico de Monterrey


La gobernanza con su mayor capacidad de decisión, ha generado en los últimos tiempos la posibilidad de incrementar el desarrollo de los países, dejando claro que no solo depende de la gestión pública nacional, sino también y con incremento de las políticas formuladas a nivel local, lo anterior se puede revisar por medio de los gobiernos sub-nacionales, quienes se apoyan con más frecuencia para la conducción de una gobernanza eficiente y eficaz de la diplomacia local, lo que permite atraer más Inversión Extranjera Directa, vinculación en esquemas de cooperación internacional, así como lograr que los productos locales se coloquen en un mercado global, generando con ello desarrollo y bienestar local.


En el caso del estado de Nuevo León y particularmente el municipio de Monterrey, tiene las condiciones de una ciudad internacional, ya que está en una posición geográfica de apertura hacia el mundo, acoge factores de producción provenientes del extranjero y flujos comerciales, da cabida a instituciones extranjeras e internacionales, exporta factores de producción y sus instituciones económicas, ha generado conexiones directas con el extranjero, mediante medios de transporte y de comunicación en general, mantiene una multiplicidad de comunicaciones sociales con el extranjero, posee una red fuerte de telecomunicaciones, dispone de un sector de servicios orientado hacia el exterior que ofrece un sistema de apoyo a los actores extranjeros e internacionales, alberga instituciones nacionales, regionales o locales de reputación internacional, sus instituciones sociales, culturales y científicas están presentes en el extranjero, acoge eventos internacionales, además la composición étnica es diversificada.


Consecuentemente, basados en la descripción anterior del municipio de Monterrey, es menester establecer que siendo una de las ciudades más grandes, pobladas, y económicamente activas en la república mexicana, cuenta con la mayoría de las características de una ciudad internacional. Sin embargo, según los parámetros de New International Cities Era, Monterrey tiene dos vacíos importantes en sus condiciones: la ausencia de paradiplomacia urbana con servicios especializados en relaciones internacionales, y la inexistencia de un aparato administrativo del gobierno local para llevar a cabo coordinadamente su diplomacia.


Por todo lo anterior, se requiere para su desarrollo un plan integral que contenga elementos diferenciadores en un plan estratégico a largo plazo, es decir en los Planes Estatales de Desarrollo se debe asumir una inserción en el medio internacional como una política pública de jure, para establecer un planteamiento específico y transversal a través de programas municipales, que permitan ser un mecanismo atractivo y permanente hacia el exterior.


La gobernanza cobija la paradiplomacia por medio de la colaboración de los diferentes actores políticos como lo son las organizaciones de la sociedad civil, los empresarios, las instituciones educativas y la ciudadanía por supuesto, no olvidando que el Artículo 115 Constitucional, faculta a los Ayuntamientos de los estados mexicanos para participar en la planeación del desarrollo de las entidades públicas, hoy en día las acciones de gobierno no pueden ejecutarse de forma aislada tienen que ser colaborativas para mayor efectividad.

Para que la diplomacia local ofrezca un valor añadido y cuente con perspectivas de impacto y sostenibilidad, se enfatiza la necesidad de situar un marco estratégico particular al municipio. Idealmente, éste debe ser dirigido por oficinas especializadas en relaciones internacionales con sustento y personalidad jurídica que coordinen transversalmente las acciones internacionales locales. A la par de esto, es importante tomar en cuenta que el gobierno local no debe ser el único actor en la internacionalización del municipio y su territorio, se debe considerar integrar actores como sociedad civil, líderes de opinión, academia y sector privado en el proceso de internacionalización, traería consigo una visión horizontal, diversa y potencialmente positiva para la vida de los y las habitantes del municipio.


Finalmente, se reconoce que desarrollar estrategias de acción internacional local, acompañadas de un cuerpo paradiplomático profesional, representa un reto para la administración municipal. Ante esto, la internacionalización local debe ser vista como una inversión y no como un gasto; una inversión que actúe en respuesta a las motivaciones, prioridades y necesidades del municipio, principalmente, una cuyos resultados se vean reflejados en el bienestar social y la cooperación descentralizada.

La gobernanza busca por medio de los resultados de la paradiplomacia impactar en la comunidad, entendiendo que con esto se comprenda que el Municipio debe preocuparse por ser el promotor y gestor del desarrollo local a partir de una planificación formalizada. Asimismo, se considera necesario priorizar y proliferar los beneficios que trae consigo una estrategia articulada y formal de paradiplomacia, no solo para los gobiernos locales, sino también para la federación.




*Cuenta con un Doctorado en Filosofía con acentuación en Ciencia Política y Maestría en Políticas Públicas por la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la UANL, perfil PRODEP, profesora-investigadora de tiempo completo de nivel licenciatura y posgrado. Ha participado en la elaboración del Plan de Desarrollo Municipal de Monterrey y en el Plan de Desarrollo estatal de Nuevo León, ha participado como verificadora el INAFED en el Desarrollo y Fortalecimiento Municipal.